Vida saludable, las seis cosas que deberías tener en cuenta

Es lamentable que día tras día más personas acuden a los centros hospitalarios en busca de calidad de vida. Lo mejor que se puede hacer para lograrlo es prevenir y, si ya tienes una condición, esforzarte en detener sus efectos. ¿Te apuntas? a continuación, te revelamos algunos consejos para que lo logres:  

La buena alimentación. Una dieta equilibrada es lo ideal, teniendo en cuenta que, en ocasiones,  tres veces al día es insuficiente si lo que hay en el plato excluye los alimentos que necesita el cuerpo para funcionar bien; y con ellos la preparación adecuada. Lo mejor es que lo hagas en casa para que sepas lo que estas consumiendo.

Rutinas de ejercicios. Para lograrlo no es necesario tener que ir a un gym; pero sí, evitar el estilo de vida sedentario. Una buena opción es sustituirlo por caminatas quee se pueden gestionar como ir al súper a pie o en bicicleta; brincar una cuerda desde tu casa; subir y bajar las escaleras, en vez, de usar los ascensores; hacer los quehaceres del hogar tú mismo … son pequeñas acciones que te pueden dejar grandes resultados.

Expandir imagen
Infografía

Peso corporal adecuado. Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es una pandemia que no se contagia pero que de manera insólita va de aumento en el mundo. Tienes la oportunidad de autodiagnosticarte para determinar si perteneces a este grupo de personas con la fórmula de esta importante entidad:  El peso en kilogramos divididos por el cuadrado de la talla se calcula el Índice de Masa Corporal (IMC) el cual no debe superar la cifra de 25.0; la tabla de peso ideal varía para hombres y mujeres; niños y adultos; pero la puedes encontrar en la página de OMS.

Evitar el estrés. Sabemos que no es una tarea fácil, pero te conviene aplicarlo en tu estilo de vida; lo cual seguro te guía a eliminar de tu vida las dos siguientes recomendaciones: disminuir el consumo de alcohol y dejar de fumar, porque ambos tienen muy mal rastro en el cuerpo que los consume y para los que los rodean, hasta el punto de ponerlos en peligro. 

Reducir el consumo de alcohol. Una copa de vino es la proporción ideal para el consumo equilibrado de alcohol; pero no te engañes, recuerda que la copa no se llena, que por cierto suele ser bastante amplia.

Dejar de fumar. En el caso de este mal hábito consiste en no hacerlo y punto; mientras te alejas de los que lo practican cerca de ti para evitar que el daño sea el mismo. Las grandes empresas fabricantes de tabaco ya han tomado conciencia y desarrollan estrategias para evitar que sigas cayendo en los grandes males para la salud que trae. ¿qué esperas para entenderlo?