Jennifer López inaugura festival de Tribeca con «Halftime»

El documental de Jennifer López “Halftime” (“Jennifer Lopez. Medio tiempo”) dio inicio a la 21a edición del Festival de Tribeca, arrancando el evento anual de Nueva York con un retrato íntimo de la actriz y cantante filmado durante el tumultuoso año en el que cumplió 50 años, fue coestelar del espectáculo de medio tiempo del Super Bowl y casi fue nominada al Oscar.

El estreno, en United Palace en Washington Heights, fue un comienzo apropiado para el festival que abandonó la palabra “cine” de su nombre para reflejar mejor la variedad de conciertos, charlas, estrenos de televisión, podcasts y exposiciones de realidad virtual que suelen atiborrar su agenda de eventos en vivo, además de, claro, de estrenos de cine.

El festival de este año, que concluirá el 19 de junio, tendrá muchas grandes personalidades, de Al Sharpton (el sujeto del documental que cerrará el festival “Loudmouth”) a Taylor Swift (quien tendrá una charla con el cineasta Mike Mills sobre el cortometraje que ella dirigió en 2021), en algunos de los cines más grandes de Manhattan.

También habrá reuniones (“Heat” de Michael Mann) y debuts de directores (entre ellos “Somewhere in Queens” de Ray Romano).

Pero tras una edición cancelada en 2020 por la pandemia y un festival principalmente al aíre libre en 2021 en la reapertura de Nueva York, Tribeca ha vuelto al Bronx de donde es originaria López, cuyos éxitos incluyen “Let’s Get Loud” para llevar a Tribeca a su fuerza original.

La directora de “Halftime” Amanda Micheli espera que el documental, que se estrena el 14 de junio en Netflix, presente un nuevo lado — a veces vulnerable y muchas veces fuerte — de esta famosa artista.

“Tenía la impresión de ella como una persona exitosa y glamurosa”, dijo Micheli en una entrevista. “Luego cuando la conocí fue como ‘esta mujer es una atleta de clase mundial’. Es una deportista. La forma en la que se comporta y la forma en la que trabaja. Es una artista, pero estoy realmente conectada con ese (otro) lado de ella. Es una guerrera”.

“Halftime” tiene algunos de los rasgos clásicos de los documentales sobre artistas. Está diseñado para ser un retrato cariñoso. Pero “Halftime” se distingue por capturar los retos que enfrentan incluso las superestrellas en una industria del espectáculo que no siempre está abierta a las artistas latinas.

En uno de los primeros videos un periodista le pregunta a la actriz sobre su trasero.

“Jennifer siempre está tratando de demostrar quién es ella”, dice Micheli. “No lo quiero minimizar a: ¡Oh! Es una mujer de color y las mujeres de color sufren más. Pero es real, especialmente en la industria del espectáculo. Revisas esas entrevistas de ‘Selena’ y la gente en la alfombra roja le dice ‘¿Nos puedes decir algo en español cariño?’ Era una novedad”.

Para el documental, Micheli reunió videos filmados a finales de 2019 y comienzos de 2020 por el equipo de la estrella y otras personas, así como unas 1.000 horas de imágenes de archivo. En el tiempo que abarca la película, López protagonizó y produjo el drama “Hustlers” (“Estafadoras de Wall Street”), lo que llevó a que muchos consideraran que tenía posibilidades para los Oscar, y fue elegida para presentarse en el Super Bowl de 2020 con Shakira.

El Super Bowl con Shakira

Los dos eventos fueron puntos altos para López, y a pesar de esto también reflejan las luchas que ha librado en su trayectoria. Compartir el escenario del Super Bowl es a veces visto en “Halftime” como un asunto frustrante. López dice que tener a dos artistas principales es “la peor idea”, no porque no le guste colaborar con Shakira, sino por la presión del tiempo para encajar las canciones de cada una.

Ella también lucha para que el mensaje de la problemática de los niños inmigrantes separados en la frontera de Estados Unidos y México se incorpore en la actuación. En un principio, López buscó que hubiera un cameo de la canción de Bruce Springsteen “Born in the U.S.A”.

Al mismo tiempo, Jennifer fue inesperadamente desairada de su primera nominación al Premio de la Academia por “Hustlers”, una producción encabezada por mujeres sobre abrirse paso en una industria controlada por hombres.

El peso de esas expectativas es visto en escenas como una tras los Globos de Oro en la que López dice “decepcioné a todos”, después de que no ganó. Quedarse sin una nominación al Oscar, dijo, fue una decepción, pues muchos habían dicho que era inevitable.

“La verdad es que realmente pensé que iba a ser nominada”, dice Lopez en el documental.

“No queríamos que pareciera como un momento trágico y meloso”, dijo Micheli.

“Pero es cautivador ver a alguien esforzándose realmente y queriendo algo de verdad. Se supone que las estrellas no deben admitir que quieren un Premio de la Academia. Pero ella admite en el filme que se había ilusionado, quería ese reconocimiento. ¿Quién no lo querría?”

Micheli cree que antes de hacer “Halftime”, Lopez no había procesado realmente algunos de los elementos de su vida retratados en el documental.

“La forma en la que la trató la prensa, viéndolo en retrospectiva, es algo loco”, dijo. “Ver el video de la gente hablando sobre su trasero, no entendí hasta que la conocí cómo eso la afectó, que ella realmente sintió que la gente estaba cuestionando su talento y que a veces todavía lo hacen. Creo que realmente sintió que siempre estaba luchando para demostrar quién era y que tenía que trabajar el doble que cualquiera para probarlo. Creo que muchas personas marginadas se sienten así”.

Cuando Micheli le mostró por primera vez a Lopez unos 12 minutos sólo de escenas tras bambalinas, esperó nerviosa su respuesta.

“Ella me vio y dijo ‘estoy temblando. Nunca me había visto así antes’”, dijo Micheli. “En ese momento, viéndose, se dio cuenta de qué se trataba esa lucha”.