La vagina, un órgano que debes fortalecer

¿Conoces tu vagina? Muchas mujeres desconocen como luce su vagina y aunque resulte curioso las chicas saben primero como es un pene antes de saber cómo es su vulva y todos los músculos que la componen.

Pero, ¿por qué? En países como República Dominicana la cultura hace que las mujeres asuman todo lo relacionado a su vagina como sucio, feo, complicado y prohibido; incuso la industria cosmética y la de las cirugías estéticas ofrecen una gran variedad de “soluciones” para corregir aspectos naturales de la zona intima como: aclarar, reducir, depilar, armonizar, entre otro.

En una entrevista para Diario Libre, la terapeuta sexual y ginecóloga, Lilliam Fondeur (@lilliamfondeur) plantea que la vagina es el centro de tu ser, desde donde vibra y emana la vida, por esto entiende que es vital conocerla, aceptarla y ejercitarla mediante una serie de técnicas. Esto hará que la mujer viva feliz, disfrute de la sexualidad y evite una serie enfermedades relacionadas con el debilitamiento del piso pélvico.

Expandir imagen
Infografía

“La vagina tiene múltiples funciones: por un lado, es un soporte, por otro es un conjunto de músculos que dan placer, pero además a través de la vagina entra y sale la vida porque gracias a ella se da la fecundación y se dan los partos”, asegura.

La especialista enfatiza que la vagina es la gran desconocida. A pesar de que es un órgano que todas mujeres tienen, no se nombra: “Lo más importante para cualquier ser o cualquier concepto es su nombre porque con su nombre le das peso y le das poder”, dice.

En este sentido explica que para referirse a la vagina hay muchos sobrenombres que limita a las personas de llamar esta parte del cuerpo por su nombre: “vagina”.

¿Cuándo la vagina es importante?

Expandir imagen
Infografía

Según la especialista este momento llega cuando se habla de limpiarla, porque el sistema vende la idea de que el cuerpo de la mujer está sucio y la evidencia más grande es su vagina. Por lo tanto, hay que estar lavándola constantemente, sin entender que tanta –limpieza y productos químicos-  producen muchos efectos secundarios nocivos entre los que se destacan: la alteración de la flora vaginal, infecciones e irritación.

Expandir imagen
Infografía

Lilliam explica que la vagina tiene diferentes partes: la vulva -que es la puerta de entrada-, el vello púbico, los labios menores, los labios mayores, el clítoris -que es de placer exclusivo- y la vagina que es ese tubo oscuro que muchas mujeres hasta le tienen miedo y sobre todo le desarrollan asco.

Para la especialista es necesario cambiar la idea de que la vagina es sucia o fea para asumir la vida desde una óptica alegre. “El olor de la vagina no apesta, no es asqueroso y no es sucio, es un olor totalmente fisiológico que incluso en las etapas del ciclo atrae a la especie humana masculina, o sea atrae al macho”.

¿Embellecer la vagina, qué hay detrás?

Expandir imagen
Infografía

Decir que la vagina de una mujer adulta es similar a la de una niña puede resultar para algunos atractivo, mientras que para otros puede ser insultante. En este sentido, la especialista de la salud sexual y reproductiva femenina explica que en muchas ocasiones las mujeres adecuan su zona intima para que le guste a otro: eliminando el vello púbico, dejándolo, en algunos casos, e incluso sometiéndose a cirugías para reducir o aumentar algunas áreas.

“Cuando una mujer mantiene su vulva sin vello púbico y se realiza una cirugía para que este como si fuera la una niña, lo que está promoviendo es la pedofilia, porque de una manera inconsciente está diciendo que así se ve más bonita, entonces ¿tener sexo con una menor de edad se ve más bonito?”, comenta.

La vagina y su funcionalidad

Expandir imagen
Infografía

La ginecóloga también plantea que, desde el punto de vista médico, los músculos de la vagina influyen en la salida de la orina, la uretra, la sangre menstrual, el cuello del útero, etc. Es decir, que su funcionalidad está relacionada con el parto, con orinar y con defecar.

“Todo esto lo soporta el piso pélvico, entonces hay que fortalecer estos musculo para que no se nos salga la orina, para que no descienda la vagina y evitar la salida involuntaria de la orina”, agrega.

Reciénteme se ha demostrado que los trastornos del piso pélvico se pueden ver en varios síntomas como la incontinencia urinaria, prolapso uterino o conocido popularmente como descenso del útero o en menor frecuencia como la incontinencia fecal.

Expandir imagen
Infografía

Además, actualmente varios estudios apuntan al factor de la edad como un indicador de riesgo para desarrollar algún tipo de prolapso de órgano pélvico.

En este sentido, se ha identificado un riesgo de hasta 11% por cada año adicional en aquellas mujeres entre 35-50 años y un 86% de riesgo en aquellas mayores de 50, por esta razón se hace necesario que las mujeres aprendan a cuidar y ejercitar su vagina.

Ejercicios para la vagina 

Expandir imagen
Infografía

Para limitar, corregir o evitar esta salida de orina y ese descenso, Fondeur plantea que es necesario mantener el piso pélvico ejercitado. Para hacerlo la doctora comparte algunas recomendaciones:

  • Ser consiente: la mujer debe entender que la vagina ser ejercitada como ejercitas cualquiera de tus músculos, esto hará que este sana, que llegue más sangre, que lleguen más nutrientes y que llegue más placer. “Los músculos ejercitados en ocasiones tienen contracciones involuntarias y esto se traduce en placer. Además, tu pareja se siente más cobijado cuando está protegido con los músculos del piso pélvico”, dice.
  • Bailar: existen muchos bailes que, realizados de forma correcta, inconscientemente ejercitan el suelo pélvico.
  • Hacer ejercicios Kegel:  los ejercicios de kegel se realizan contrayendo los músculos de la vagina del mismo modo como si quisiéramos orinar y se aguantara el deseo. Pero para realizarlos es necesario tener la vejiga vacía en el momento de hacerlos, porque de lo contrario se corre el riesgo de sufrir una infección en los riñones.