Perros: qué frutas pueden comer y cuales no

A la hora de convidarle comida a los perros, hay que tener mucho cuidado. No toda la comida que comen las personas son igualmente saludables para los perros y algunas pueden causarles graves problemas de salud. Hoy hablaremos de las frutas.

Ante cualquier duda, lo primero que hay que señalar es que es necesario consultar con un veterinario. Luego, como regla general, no es conveniente convidarles demasiada fruta al día. Sí sirven para usarlas a modo de premio.

En segundo lugar, siempre debes quitarles las semillas, los huesos y el corazón de las frutas, así como la cáscara. Ajusta las raciones para que sean pequeñas.

Qué frutas pueden comer los perros

Expandir imagen
Infografía

Manzana: de 1 a 3 rodajas finas. Tanto el corazón, la cáscara como las semillas son tóxicas.

Pera: de 1 a 3 rodajas. Es rica en vitamina C y E y antioxidantes. Tiene un alto porcentaje de agua y es baja en calorías, por lo que es ideal para perros con obesidad.

Banana: de 2 a 4 rodajas. Ten cuidado si observas una pequeña diarrea, para retirarla de su menú.

Melón y sandía: en días de mucho calor, pueden ser muy refrescantes por su alto contenido en agua. Apenas una rodaja bastará, siempre sin semillas.

Qué frutas no pueden comer los perros

Expandir imagen
Infografía

Las uvas o las pasas son difíciles de digerir y pueden causarles problemas renales. De igual manera, las grosellas son tóxicas y también pueden tener estos problemas.

No digieren bien el aguacate, que además contiene persina que es tóxica. Las cerezas son muy peligrosas por su hueso, que contiene cianuro.