Siete formas de besar a tu pareja

¿Te has preguntado cuál esa manera de besar que puede volver loco a tu pareja? ¿O cuál es la finalidad de un beso? Con motivo del Día Internacional del Beso, te contamos que los besos son el jugueteo previo que te llevan a un fin sexual, pero esto no se queda ahí, esta señal de afecto puede llegar a marcar en ti sentimientos de amor por la persona deseada y es la forma más directa de expresar lo que el corazón en ocasiones no puede decir.

El primer contacto con cualquier zona de la persona deseada es ya una semi-unión sexual, el beso por su parte es una práctica erótica que debe ser revalorizada porque la boca en sí, tanto para hombres como mujeres tiene un alto poder erótico.

Susan Hughes, psicóloga de la Universidad de California, en su revista “Son como somos”, dice que “la mujer, a diferencia del hombre usa el beso como un vínculo con su compañero y como una evaluación para ver si es un buen candidato; el hombre, por su parte, lo utiliza como un medio para llegar a un fin sexual”.

Podríamos decir que los diferentes tipos de besos pueden despertar tu deseo sexual, pero también manifiestan en ti toda clase de emociones positivas. Estos son los tipos de besos más famosos:

Expandir imagen
Infografía
Beso apasionado.

Beso en uno de los labios: es uno de los besos que más se dan de las parejas enamoradas, pues es de esos que expresan amor, lealtad, calma, confianza y seguridad. Se trata de cada uno enfocarse solamente en uno de los labios con suavidad, lentamente y sin prisas. Simplemente para disfrutar de tu pareja. Uno de esos tipos de besos para mantener el corazón lleno y sentir felicidad pura.

Besos en las partes íntimas: estos tipos de besos encienden a mil a tu pareja, dejando claro que ya acabó el jugueteo e irán directos a la acción, aunque estos tipos de besos deben darse de manera suave y lenta para mantener el ambiente. Despacio se pueden rozar los labios como una caricia suave y hacerlo parte del jugueteo previo, esto hará que se vuelvan locos y su encuentro sea más candente.

Beso francés: como algunos dirían, el famoso beso con lengua. Este es un tipo de beso para empezar a despertar la pasión, ya que, además de los labios, empezamos a tocarnos la lengua y explorar un poco en la boca del otro de forma sensual. Es de los tipos de besos que a todas nos gustan siempre y cuando llevemos un mismo ritmo en la forma en la que interactuamos con nuestras lenguas.

Beso corporal: hay muchas otras áreas en el cuerpo que vale la pena besar, como el pecho, el estómago, el torso, los pies y las piernas. Todo esto depende de las preferencias de las personas y de su medidor de cosquillas. Recuerda, lo que se siente bien para una persona puede no sentirse bien para otra. “Si realmente prestas atención al lenguaje corporal de tu pareja, obtendrás mucha información”, dice Richmond.

Expandir imagen
Infografía
Beso en el cuello.

Beso en el cuello: es un gesto que denota, sobre todo, pasión y deseo. Se trata de una zona erógena tanto para hombres como para mujeres, ya que la piel de esta zona del cuerpo presenta un gran número de terminaciones nerviosas; por este motivo, los besos en el cuello casi siempre van cargados de un fuerte componente sensual y/o sexual.

Besos con mordisco: los besos y las mordidas juguetonas en los labios, mejillas, mandíbula, clavícula o cuello pueden ser realmente tentadores. Un beso provocador por excelencia, atrevido y dominante. Es muy apropiado para momentos de pasión para aumentar la temperatura.

Beso apasionado: es esa clase de besos que quieren llevarte a otro nivel. Tu corazón se acelera y la excitación empieza a elevarse. Digamos que es una mezcla entre el beso clásico que te lleva al beso francés y boom, la velocidad aumenta y las manos empiezan a intervenir porque están totalmente entregados el uno al otro y quieren abrazarse y acariciarse. Un beso para continuarlo en la cama.

Besar a alguien fomenta sentimientos de apego y afecto. Aunque un beso puede darse en diferentes circunstancias y con diferentes intenciones, lo que está claro es que inspira sentimientos positivos; besar estimula el cerebro de manera favorable. Se activan también terminaciones nerviosas y se produce oxitocina, la hormona responsable de la tranquilidad y el bienestar. También está el cortisol, la hormona relacionada con el estrés, que también se activa, proporcionando un efecto calmante, tanto en hombres como en mujeres.