Louis Vuitton presenta colección hombre otoño invierno

Louis Vuitton presentó su colección masculina otoño invierno 2023, para la presentación contó con la actuación de Rosalia, quien acaparó toda la atención de esta Semana de la Moda hombre.

El espectáculo tuvo lugar en una instalación efímera dentro del parisino Museo del Louvre, donde la marca recreó las habitaciones de una casa, desde una habitación de hospital -como lugar de nacimiento- pasando por la habitación de juegos y un salón.

Colectivo creativo

Expandir imagen
Infografía

La conectividad es el catalizador de la creatividad. Louis Vuitton está impulsado por una comunidad de creativos, cuyas individualidades, talentos y experiencias convergen en los diálogos artísticos continuos que se desarrollan en sus pasarelas. La colección masculina Otoño-Invierno 2023 se basa en esta base en la curación de un colectivo creativo.

Diseñada por Louis Vuitton Studio Prêt-à-Porter Homme, la colección está incrustada con las ideas y conceptos del diseñador estadounidense Colm Dillane, mientras que el diseño del espectáculo y su preludio cinematográfico están dirigidos por los cineastas franceses Michel Gondry y Olivier Gondry.

Entablan una conversación con el estilista sierraleonés Ibrahim Kamara y la directora creativa ucraniana Lina Kutsovskaya, ambos colaboradores de la Maison desde hace mucho tiempo. Junto a la cantante española Rosalía, quien se desempeña como curadora musical y actúa durante el espectáculo, la banda de creativos activa una conectividad fundada en los pilares del Louis Vuitton Studio Prêt-à-Porter Homme: la creencia de que los pilares de Louis Vuitton: creación, artesanía y talento para el espectáculo: tiene el poder de mover, conectar y unir a sus audiencias en todo el mundo.

Crecimiento

La unidad se forja con la familiaridad. En el corazón del desfile de hombres Otoño-Invierno 2023 se encuentra la historia más identificable contada: crecer.

Arraigados históricamente en la genética artística del Louis Vuitton Studio Prêt-à-Porter Homme, los ritos de paso de la niñez a la adolescencia y la edad adulta son circunstancias que nos conectan a todos. en el patio Carrée du Louvre, Michel Gondry y Olivier Gondry construyen una casa de edades en la que se desarrollan las primeras etapas de la vida de un niño.

Habitación por habitación, los momentos formativos de nuestra educación, desde lo monumental hasta lo cotidiano, se desarrollan en escenas familiares compuestas por una curaduría musical en vivo de Rosalía. Están imbuidos de recuerdos de la infancia de los hermanos Gondry: la habitación que compartieron cuando eran niños, la emoción de decorarla y el papel tapiz que cubrieron con garabatos antes de que lo reemplazaran. Capturada en un preludio cinematográfico que abre el espectáculo, su historia culmina en la edad adulta moldeada por los recuerdos y experiencias de las primeras etapas de la vida y el niño interior que permanece eternamente presente.

Prendas Louis

Conectados por sus experiencias compartidas, desde lo común hasta lo que cambia la vida, el Louis Vuitton Studio Prêt-à-Porter Homme detecta en la premisa formativa de la colección el sentimiento adolescente de querer, o en ocasiones tener, crecer rápido. La experiencia, que se vuelve a evocar cada vez que ocurren eventos trascendentales más adelante en la vida, se materializa en una silueta de sastrería simulada y madura que recuerda la idea de un hombre joven sobre la masculinidad paterna.

Basada libremente en los recuerdos de ese look, en su mayoría milenarios, del estudio, corta una línea cuadrada pero fluida que también se proyecta en la ropa de trabajo y deportiva: una forma tradicionalmente «masculina» imbuida del espíritu del niño interior. Las prendas están adornadas con impresiones abstractas de los cuadros que personifican la apariencia de sastrería adulta, algunas computarizadas como si se vieran a través de la lente de la década de 1990 de los adolescentes de la primera generación digital.

La idea evoluciona en capturas de pantalla desenfocadas estampadas en todas las prendas, una noción figurativa que se repite en sentimientos de palabras escritas identificables generacionalmente: ‘visión borrosa de un futuro brillante’ y ‘¿FUTURO FANTÁSTICO ?’

Visión borrosa

Como miembros de la primera generación criada en superconectividad, Louis Vuitton Studio Prêt-à-Porter Homme investiga y evalúa el impacto de la era digital. Los pensamientos se reflejan en motivos, técnicas y fabricaciones en sastrería, ropa de trabajo y ropa exterior que hacen referencia a la televisión, el cine, el ciberespacio, las pantallas y las cámaras.

Se manifiesta en diseños ilusorios, como un patrón criptográfico que se asemeja a la codificación encriptada, en un bordado alucinante de TV hecho con perlas y lentejuelas, o un motivo de Apple TV con representaciones pixeladas indistintas de la fruta rodeada de ruido blanco.

Los trajes y la mezclilla están codificados con un fil -chenille altamente texturizado que forma una imagen ampliada de un ojo que solo es visible a través de la lente de una cámara. Las imágenes borrosas interpretadas en jacquard evocan la impresión de un movimiento demasiado rápido para ser captado por la cámara. Los gráficos sobre cuero recuerdan los carteles del Viejo Hollywood mientras que los paisajes de escenas de películas imaginarias están elaborados en jacquards con subtítulos en fil -coupé.

Huellas digitales

El enfoque de la colección en la generación computarizada y la conexión humana desencadena una idea de las huellas que dejamos en la vida: el impacto que tenemos en las personas que nos rodean y la evidencia, ya sea digital, física o emocional, que documenta la existencia de nuestro carácter e influencia.

Junto a los motivos informatizados de la colección, el estudio se manifiesta en trajes, bolsos y pañuelos creados con Colm Dillane, estructurada a partir de fragmentos de cuero impresos con escaneos de cartas reales escritas por miembros del Estudio en la multitud de idiomas de sus nacionalidades.

La noción de lo que queda se interpreta aún más en un traje de punto imaginado con Colm Dillane , cuyos hilos se deshacen puntada a puntada a medida que avanza por la construcción de la vida de Michel Gondry y Olivier Gondry, dejando tras de sí un rastro de documentación. Los guiños a la era de la conectividad se exploran aún más en bolsas para cámaras que filman su entorno mientras se transportan por la pista.

Caras de la vida

La areidolia es la voluntad de ver rostros ilusorios en objetos y elementos sin rostro. Como estímulo humano vital, el impulso se implanta en nuestro cerebro como un medio de búsqueda constante de conectividad. Ya sea que estemos caminando por una galería de retratos o desplazándonos por las redes sociales, pocas imágenes tienen un mayor efecto en nosotros que las caras.

Basándose en los temas de colectividad y conectividad de la colección, el Studio Prêt-à-Porter Homme de Louis Vuitton aplica esta teoría a prendas y accesorios, proyectando ojos magnificados, el último creador de conexiones, a través de la sastrería y la ropa de trabajo. Creado con Colm Dillane, el camuflaje construido a partir de patchwork revela los contornos de los rostros en una pareidolia aplicada a trajes utilitarios y chaquetas que también integran el logotipo de la Maison.

Las obras de arte de caras no identificadas pintadas por el diseñador se convierten en estampados y se adaptan con capas abstractas de Monogram en un traje, un abrigo, zapatos y bolsos. Infantiles y surrealistas, dibujan una línea a la sensibilidad retratada por Michel Gondry y Olivier Gondry en el preludio cinematográfico y la orquestación del espectáculo.