Proyecto de Recuperación Textil fomenta economía circular

El más reciente informe técnico del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de 2022 afirma que la naturaleza está buscando mecanismos de adaptación climática, sin embargo, no lo está logrando con la agilidad necesaria. Por tal razón, se hace imprescindible que más países se unan para evaluar la manera en que manejan sus residuos sólidos para combatir el cambio climático, y es precisamente con este objetivo que la Fundación Slow Fashion, en conjunto a instituciones del sector público, privado y gremios ambientales, lanzan el Proyecto Recuperación Textil (PRT).

Se trata de una iniciativa de triple impacto (ambiental, social y económico), que se crea para generar una solución en República Dominicana en materia de gestión responsable y revalorización de residuos textiles, en consonancia con los indicadores y objetivos trazados en la hoja de ruta de las Contribuciones No Determinadas (NDC) y las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), lo que genera también un sistema que fomenta los empleos verdes en República Dominicana.

Es así como a través de PRT, primer proyecto del país que reúne un grupo de entidades para la revalorización de textiles, que nace “Hilos de Quisqueya”, una marca local que busca que los consumidores reconozcan y entiendan su responsabilidad individual ante el consumo de la moda.

La primera colección “Endémicos de Quisqueya” está inspirada en especies endémicas dominicanas que se encuentran amenazadas como son: la tortuga carey, el manatí, el gavilán de la Hispaniola, y nuestra flor nacional, la rosa de Bayahíbe. Cada pieza narra la historia de estas especies, las cuales representan parte del equilibrio ecológico local.

Este proyecto cuenta con la colaboración de actores claves como: la empresa multinacional HanesBrands Inc, Jumbo y el Centro Cuesta Nacional (CCN), el Voluntariado de Banreservas, la Alcaldía del Distrito Nacional, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Industria Nacional de la Aguja (INAGUJA) y el Consejo Nacional de Cambio Climático. Además, participa la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (ECORED).

El lanzamiento de la iniciativa se realizó con la presentación de la colección en el Atrio Central de Ágora Mall, en donde la presidenta de la Fundación Slow Fashion, Mabell Damirón, expresó que: “Este proyecto tiene como estrategia reunir a un grupo de socios que busca mitigar los efectos ambientales y sociales dejados a su paso por la industria de la moda, con esto lograremos implementar acciones relativas a la educación, economía verde, reingeniería textil, revalorización de residuos, circularidad de los productos y generar impactos positivos alineados a los convenios marco y tratados internacionales para lograr una economía baja en carbono”.

Además, con esta primera colección se busca concientizar sobre la necesidad de ofrecer protección a las especies amenazadas en nuestro país. En este sentido, Mabell Damirón, añadió que: “Este modelo de innovación social busca concientizar, generar conocimiento y empatía sobre estas especies, mientras incentiva los empleos verdes, de forma directa e indirecta, impactando de manera significativa los ODS 12 y 13 sobre producción responsable y acción por el clima”.

Por su parte, Mariela Moronta, gerente de Responsabilidad Social y Sostenibilidad de HaneBrands, en alusión al trabajo que realiza la empresa de ropa interior y uso cotidiano, dijo que son necesarias estas iniciativas que promueven un buen manejo de los residuos de la industria textil dominicana: “En HanesBrands hemos abrazado esta iniciativa desde sus inicios, pues nos sentimos identificados con sus objetivos, ya que en 2020 lanzamos uno de los más ambiciosos planes de sostenibilidad de la industria textil, un desafío que busca impactar positivamente el medio ambiente a través de tres pilares fundamentales: las personas, el planeta y producto. Es a través de este compromiso que queremos impulsar el uso de los residuos textiles bajo un esquema positivo y regenerativo, que aporte al desarrollo de la economía circular en República Dominicana hasta volvernos un referente en el tema. Con este estilo de trabajo aspiramos a concientizar a todos de que ser responsable con el medio ambiente no es una moda pasajera”.

PRT es una iniciativa que se suma a los esfuerzos que realiza Hanes en la República Dominicana para la gestión ambiental, pues la empresa se ha encargado del manejo responsable de sus residuos para que los mismos no terminen en los vertederos. A través de la venta de materiales reciclados, tales como tela, madera, plásticos y cartones, se financian los proyectos sociales que la empresa realiza en todo el mundo enmarcados en el programa Green For Good. Mediante este nuevo esfuerzo conjunto, la empresa reafirma su compromiso de promover la educación y concientización sobre la sostenibilidad ambiental en el país.

Expandir imagen
Infografía
Mariela Moronta, Madelyn Martínez, Max Puig, Mabell Damirón, Cristina Cuadra, Amalia Vega y Edgar García. (FUENTE EXTERNA)

Continuidad del proyecto

El Proyecto Recuperación Textil transforma la cultura de descarte existente en el país y promueve una perspectiva responsable, fomentando nuevos emprendimientos y dinamizando la economía local a través de alianzas público-privadas. En la siguiente etapa se trabajará en integrar nuevos socios que apoyen la educación integral sobre economía circular en la industria textil, así como crear una segunda colección donde se logre aumentar desde un 70% a 80% los textiles recuperados en las piezas creadas, lo que seguirá promoviendo una cultura positiva para mitigar los efectos ambientales de la industria de la moda local.

Sobre la Fundación Slow Fashion

Es una organización sin fines de lucro habilitada, que desde sus inicios, ha trabajado para contribuir al desarrollo ambiental, social y económico en comunidades vulnerables de toda la República Dominicana. Así como empoderar al encadenamiento productivo en condiciones de vulnerabilidad para generar emprendimientos de impacto positivo, en base a un esquema de sostenibilidad integral.