¿Cómo mejorar el ánimo?

El ánimo es un estado en las personas que varía constantemente de acuerdo a sus circunstancias. Hoy en día hay muchas personas que, al sentirse decaídas, buscan formas de levantarse el ánimo modificando sus hábitos. Y aunque es cierto que tenemos el control para cambiarlo, uno mismo no puede modificar su estado simplemente deseándolo o dedicándose a la introspección, pero si empezamos a modificarlo del modo adecuado nuestra manera de comportarnos, nuestra faceta evolucionará.

El coach Danilo Mejía ve esta crisis como una oportunidad para agradecer y valorar las cosas que tenemos, tomando en cuenta que cuando no nos sintamos bien podemos hacer una serie de actividades que nos subirán el ánimo y harán de nuestro proceso un tiempo más positivo.

1. Baila

Expandir imagen
Infografía

Bailar siempre te hará bien. Aunque no sepas, por tu cuerpo en movimiento este ejercicio actuará de forma positiva en tu mente. Puedes poner la música en los audífonos o hacer una fiesta a todo volumen en solitario.

2. Canta

Expandir imagen
Infografía

No tengas vergüenza, expresa tus sentimientos con el canto, sino te sabes la letra de la canción hay aplicaciones que te pueden ayudar, Shazam es una buena opción, pones la canción y la app te pone las letras.

3. Lee

Expandir imagen
Infografía

No es que consumas toda la información de las noticias y te abrumes, no. Lee revistas ligeras, libros, lee contenido que tenga color, que aporte alegría, motivación. Las opciones de moda, decoración, tecnología, juegos electrónicos y computadoras son ideales en estos momentos.

4. Medita

Expandir imagen
Infografía

No tienes que ser un gurú para lograrlo. Para meditar solo tienes que ponerte cómodo, buscar un espacio tranquilo, que te genere calma, y puedes buscar en YouTube música para meditar y meditaciones guiadas. Y manos a la obra, una opción es “meditación en 6 fases de Vishen Lakhiani”. Cuando finalices te sentirás distinto, prueba y veras.

5. Ora

Expandir imagen
Infografía

Creer es importante. Para orar no tiene que ser un beata de la iglesia ni de ningún credo en particular, pero es bueno desarrollar una conversación con Dios. Solo tienes que intentarlo y dejar la conversación fluir.