Miguel Ángel Silvestre, el actor de moda

El protagonista de “Sin Tetas No Hay Paraíso”, “Sense8”, “Velvet”, “La Casa de Papel” o “Sky Rojo”, celebra su 40 cumpleaños en medio de especulaciones sobre su relación con su compañera Lali Espósito a raíz de sus bailes conjuntos en Tik Tok.

Miguel Ángel Silvestre Rambla nació en Castellón de la Plana (España) el 6 de abril de 1982. Es hijo del fisioterapeuta Miguel Ángel Silvestre Vara y, curiosamente, inició estudios en esta disciplina, aunque los dejó para perseguir su carrera como actor.

Fue de hecho su padre quien, dándose cuenta de lo que realmente quería su hijo, le animó a tomar aquella decisión: “si quieres ser actor, sueña”, fueron las palabras de Vara a su hijo, según desveló el propio actor. Su padre había fallecido en 2018 y, en una entrevista con Chance, “estaba mi padre ahí, que decía ‘tú tira’ y yo ‘pero es que estoy estudiando fisioterapia’, ‘¿eso es lo que quieres hacer? vete’ y yo creo que eso no tiene precio, si hoy me dedico a una profesión que me da alegrías y que además me da mucha felicidad es gracias a mi padre”.

Expandir imagen
Infografía

Pero antes de decidirse por la interpretación, el tenis fue su primer sueño. Sin embargo, una lesión le impidió dedicarse profesionalmente a este deporte por lo que, después de hacer también algunos trabajos como modelo, se decantó por la actuación. Empezó en el teatro, en 2002 en la obra “Verdadero Oeste”.

Tras ello actuó en dos obras más, “Porno” en 2003” y “Noches de Amor Efímero” en 2004. Y después de eso, tuvo varios papeles en películas y series antes de su salto a la fama. Algunas de ellas son  “Mis Adorables Vecinos” (2004), “A Golpes” (2005), “Vida y Color” (2005), “Motivos Personales” (2005), “La Distancia” (2006), “3:19” (2008), “Zhao” (2008) o “Reflections (2008).

Sin embargo, el papel que le haría volverse toda una estrella internacional no llegaría hasta 2008, cuando dio vida a Rafael o “El Duque” en la exitosa serie española “Sin Tetas No Hay Paraíso”.

Para Miguel Ángel sí hay paraíso

Esta serie era un remake de otra exitosa telenovela colombiana de 2006 con el mismo nombre, que a su vez estaba basada en la novela de 2005, llamada también igual, escrito por Gustavo Bolívar. “Sin Tetas No Hay Paraíso” también ha sido adaptada en 2010 como película colombiana, al teatro en México, y como serie en Estados Unidos para Telemundo como “Sin Senos No Hay Paraíso” (2008), que tuvo su propia secuela “Sin Senos Sí Hay Paraíso” y “El Final del Paraíso”.

En todas ellas, el argumento era similar: Catalina, una joven procedente de un barrio pobre (de clase baja trabajadora en la versión española, y marginal en otras versiones), soñaba con mejorar su situación socioeconómica.Muchas chicas de su barrio lograban hacerlo a través de sus relaciones con hombres del mundo del narcotráfico, pero ella, aunque hermosa, no llamaba la atención de estos debido a que no tenía apenas pecho.

Sin embargo, la versión española era una adaptación mucho más libre que cambiaba detalles importantes respecto a sus predecesoras, principalmente el carácter de la protagonista femenina, Catalina, y la naturaleza de la relación entre ella y el peligroso narcotraficante.A diferencia de la ambiciosa protagonista original, la Catalina que enamoraba al personaje de Miguel Ángel Silvestre era inocente e idealista, y la historia entre ella y El Duque (personaje que tampoco existía en la obra original) se basaba en el amor imposible y ofrecía una versión mucho más romántica.

Expandir imagen
Infografía

Esta fue la clave de que la adaptación, tomando una personalidad de obra propia más que derivada, tuviera éxito entre el público de habla hispana no solo en España sino en América, convirtiendo a Miguel Ángel Silvestre en todo un ídolo.

Curiosamente, a Miguel Ángel le habría gustado cambiar otra cosa: “Odiaba el título, me parecía un horror. Pedí mil veces que por favor lo cambiaran. Y ellos -los responsables de la serie- me decían: ‘Confía en nosotros. Forma parte del impacto’ Y yo: ‘pero qué impacto’” confesó en una entrevista en el canal de Youtube de Netflix España.

Más allá del paraíso

A partir de ahí, la de Miguel Ángel fue una carrera imparable en un montón de series “Alakrana” (2011), “Aída” (2012) la exitosa  “Velvet” (2014 – 2016), “Sense8” (2015 – 2018), “Narcos” (2017),  “En el corredor de la muerte” (2018), “Velvet Colección” (2018), “30 Monedas” (2020 – 2021), “La Casa de Papel” (2021), “Sky Rojo” (2021- 2022), y “Los Enviados” (2021-202).

En el cine ha trabajado en películas como “La Trampa de la Luz” (2010), “Verbo” (2011), “Lo Mejor de Eva” (2011), “The Pelayos” (2012), “Todo es Silencio” (2012), “Los amantes pasajeros” (2013), “Alacrán enamorado” (2013), “Ferdinand” (2017), “Ibiza” (2018) y el remake mexicano de “La boda de mi mejor amigo” (2019).

De todas estas han tenido especial fama “Sense8” ( su debut en Estados Unidos en Netflix, con las hermanas Wachowski), “La Casa de Papel” (un éxito internacional), “Velvet”, “The Pelayos”, “Narcos” y “Sky Rojo”.

Destaca, también, su papel protagónico en la serie “En el corredor de la muerte” (2018) donde daba vida a Pablo Ibar, el hispano-estadounidense (de ascendencia cubano-española) condenado a muerte.Sobre “Sky Rojo”, un éxito internacional, también habló para GQ: “No he visto nunca nada mío en toda mi vida que me haya gustado más”, aseguró. Y eso que su personaje, Moisés, no le cae demasiado bien, aunque le recuerda a alguien muy especial.

Y es que el actor confesó sobre este personaje que “se parece mucho al arquetipo psicológico de El Duque”. Y añadió: “es un tipo que, si me lo cruzase por la calle, me cambiaría de acera y saldría corriendo en dirección contraria”.

Galán de muchas, novio de pocas

En cuanto al amor, se ha especulado muchísimo sobre si él y su compañera de reparto, Amaia Salamanca (que daba vida a Catalina), aunque la propia actriz ha vuelto a desmentir estos rumores este mismo año: “No pasó nada de nada. Es un compañero maravilloso y disfrutamos mucho trabajando juntos, pero no hubo nada más”, dijo la actriz en el programa Planeta Calleja.

Con la compañera de profesión con la que sí mantuvo un romance desde 2011 a 2015 fue con Blanca Suárez, con quien trabajó en “The Pelayos”. Pese a la ruptura, el actor guarda buenas palabras para ella: “tiene una elegancia que viene en su ADN y todo lo que hace, lo hace haciendo muy poco, que es lo complicado”, dijo a El Mundo.

También guarda muy buenas palabras para una de sus más importantes relaciones, la que mantuvo con la actriz Belén López: “es la mujer que me ha querido de una manera más generosa, es muy especial”, en declaraciones publicadas por medios como Las Provincias.

Eso sí, el verano pasado dejaba caer en Instagram que seguía con el corazón desocupado, al subir una foto junto a su madre: “nos vamos a contar las aventuras del verano. Los dos estamos solteros y hay mucho que contar”.

Todo ello después de que una serie de publicaciones en la misma red social levantase especulaciones sobre si el actor conocería la identidad de una “influencer” anónima, “La Vecina Rubia” (2.8 millones de seguidores en Instagram y casi 1 millón en Twitter) y mantendría una relación con ella.

Ahora, los rumores le relacionan con Lali Espósito, su compañera de reparto en “Sky Rojo”. La actriz argentina y él han compartido varias publicaciones juntos en redes sociales, como sus recientes bailes en Tik tok, aunque de momento no han desmentido ni confirmado ese supuesto romance.