¿Cómo tratar el duelo perinatal y el nuevo embarazo?

Encontrarse con la crudeza de la muerte cuando buscabas la vida, ha de ser algo frustante y difícil de describir.  Más o menos es de lo que trata el duelo perinatal, tema que aborda Angy Estévez Abreu, presidenta de la Asociación Dominicana de Psicología Perinatal, a propósito del diplomado que realizará la entidad el 3 de mayo al 14 de julio.

Ella lo define como el proceso natural de adaptación emocional que surge después de la pérdida de un hijo durante el embarazo o después del parto. Este se vivirá durante un proceso que debe cursar el ser humano. «No es una enfermedad ni mucho menos un conjunto de síntomas y aunque es un fenómeno universal, la experiencia no lo es».

Por si fuera poco la sociedad no lo valida, enpeorando, en algunas circunstancias, el dificil camino de su pérdida que atraviesan los padres, que pueden carecer del soporte emocional que ameritan, explica la experta, mientras resalta que no debería ser un proceso íntegramente privado, sino que se debe experimentar  bajo un contexto de interacción social, ya que el duelo se experimenta en diferentes dimensiones como son; físicas,  psicológicas, espirituales y sociales.

«La sociedad juega un rol fundamental para atravesar el duelo ya que los padres deben adaptarse a las reglas de cómo el duelo debe expresarse, de hecho, es importante destacar  la relevancia que tienen los rituales como por ejemplo la funeraria y el velatorio, de manera que, en determinadas ocasiones algunos padres se ven obligados a dejar al bebé en el centro de salud mientras otros son mal tratados y no reciben información oportuna que les motive reconocer el sentido que tienen dichos rituales los cuales son formas de despedirse o clausurar el proceso, nuestra sociedad espera que los padres no muestren su dolor, se reincorporen rápido y tengan otro hijo lo más pronto posible, como si un hijo pudiera reemplazar otro», dice.

Comenta que en los últimos años este tipo de proceso se ha visibilizado y lucha por alcanzar el grado que demanda como una forma de sensibilizar, normalizar y erradicar la vergüenza, culpa y la presión social que diversos padres sienten al vivirlo, este duelo es considerado especial y único por las diversas pérdidas que representa, un futuro idealizado, pérdida de un sueño y proyecto, de una vida simbólica con este bebé, la composición familiar ansiada, es posible que esta sea la única oportunidad de ser padres, entre otras.

«No todo aquel que ha experimentado una pérdida perinatal precisa de un acompañamiento psicológico» Angy Estévez Abreu Presidenta de la Asociación Dominicana de Psicología Perinatal

 

Explica que cuando las parejas se embarazan nuevamente durante su proceso de duelo, ameritan  ser acompañados por un profesional de la salud mental del ámbito perinatal  para que  le acompañe en la elaboración del duelo y además realice una intervención basada en un programa de vinculación prenatal con su nuevo bebé.

En su explicación la psicóloga comenta que los familiares y relacionados deben entender que con ciertos comentarios y conductas empeoran la situación de los padres. Pone el ejemplo de frases como:  deben estar felices con este nuevo bebé.

Asimismo, si ocurre un nuevo embarazo todos deben entender que le corresponde a la pareja anunciarlo, cuando decida, sin necesidad de ser cuestionados por ello. Además, si se quiere hacer más ecografías de las prescritas, está bien hacerla si esto la tranquiliza¨, entiende la profesional. 

Ritual

Respecto a las fotos post morten, Angy Estévez Abreu dice que guardar  recuerdos del bebé (sus ajuares incluyendo los utilizados en la clínica), donación de leche materna, filmar el proceso de parto o cesárea para  nuestra sociedad aún representa un tabú. Cita a la psicóloga Norma Grau, que desde el año 2011 realiza fotografías de acompañamiento al duelo perinatal de forma altruista a través de un proyecto llamado Stillbirth, pionero y único en España dedicado a aquellas familias que desean tener recuerdos tangibles de sus hijos  e incluso en casos de bebés de menos de 20 semanas, la organización sin ánimo de lucro  Now I Lay Me Down to Sleep (NILMDTS) es una organización de referencia a nivel internacional.

Para explicar la importancia de crear recuerdos de esta índole, hace referencia al psicólogo, antropólogo e investigador Paul Cassidy «en su tesis sobre la comprensión de las dinámicas relacionales y sociales del duelo perinatal dice haber observado que la falta de fotografía es uno de los mayores remordimiento de los padres, no solo porque los profesionales de la salud no lo permitan es más bien por temor a ser juzgados y de esta forma contradecir las normas sociales de tomarle fotos a un bebé muerto, sin embargo, en la práctica clínica quienes estamos ejerciendo en esta área hemos podido constatar que esto posibilita transitar y posterior sanar el duelo».

Diplomado en Intervención en Duelo Gestacional y Perinatal

Expandir imagen
Infografía
Angy Estévez Abreu, presidenta Asociación Dominicana de Psicología Perinatal . (FUENTE EXTERNA)

Partiendo de la realidad cultural que vivimos,  Angy Estévez Abreu entiende que se puede transformar capacitando a los profesionales de la salud relacionado a la muerte perinatal como una forma de normalizar, apoyar a las familias y erradicar el estigma, los profesionales de la salud deben reconocer la importancia que requiere dejarles tiempo con el bebé, que les permitan cargarlo, mimarlo, vestirlo, tomarle fotos y bautizarlos si este es su deseo.

Es por ello que la Asociación Dominicana de Psicología Perinatal realizará por segunda ocasión el Diplomado en Intervención en Duelo Gestacional y Perinatal con el objetivo de otorgar a los profesionales de la salud relacionados al área materno infantil las herramientas necesarias para las buenas prácticas ante el triste acontecimiento del fallecimiento de un bebé durante el embarazo o después del parto, el cuerpo docente lo conforman  profesionales de la salud mental nacionales e internacionales, respectivamente ; Angy Estévez Abreu, Rosa Mariana Brea Franco, Karem González, Mariel Zimmerman, Oom Blanco y Ozary Lluveres, desde España Mónica Álvarez, co autora de los libros ¨La cuna vacía¨ y ¨Las voces olvidadas, asimismo, desde Argentina Celeste Gómez, Belén Guinda y Marcela Fernández desde Costa Rica.

El diplomado se estará llevando a cabo en modalidad virtual desde el 3 de mayo al 14 de julio, del 2022 y las actualizaciones sobre los detalles en su cuenta de Instagram.